Programa de desarrollo rural

¿En qué consiste?

El informe de la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación) “Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2013” señala que 842 millones de personas en el mundo padecen hambre, es decir, reciben una alimentación insuficiente para cubrir sus necesidades energéticas mínimas.

México es uno de los países que ha alcanzado la meta de hambre cero. Su tasa de alimentación insuficiente por escasos nutrientes es del  5%, por lo que no se encuentra dentro de los países con mayor crisis alimentaria. Los datos más recientes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2012 (CONEVAL), muestran que el 23.3% de la población en el país vive en pobreza alimentaria y el 12.5% sufre desnutrición crónica.

En IRRI consideramos que la falta de acceso a alimentos no es consecuencia exclusiva de la variación de los alimentos en el mercado, sino de la desigualdad social que provoca un modelo de desarrollo enfocado en el crecimiento económico, en donde los alimentos son únicamente mercancías y no una necesidad básica de los pueblos Por otro lado, el aumento de la población, el deterioro del suelo y la sobreutilización de los recursos naturales como el agua, han provocado la falta de espacios fértiles para producir alimentos de calidad.

“Una ecotecnología, por sí misma, no es tan poderosa si no viene acompañada de un proceso educativo profundo, y eso lo logras con la constancia, con experiencias, con una vinculación con la gente”