Biodigestores


UN BIODIGESTOR ES UNA GRAN SOLUCIÓN PARA TRATAR DESECHOS ORGÁNICOS (INCLUYENDO EXCREMENTOS DE ANIMALES Y HUMANOS), Y A SU VEZ PRODUCIR ENERGÍA RENOVABLE Y UN FERTILIZANTE ORGÁNICO POTENTE.

 

 

OBJETIVO

El programa de biogás tiene como objetivo promover los beneficios en salud, económicos y ambientales que el biodigestor provee al pequeño productor agropecuario, sus familias y sus comunidades mediante el buen manejo de desechos del ganado, la generación de energía y la generación de fertilizante orgánico; protegiendo bosques, cuencas y mantos freáticos; impulsando la agricultura orgánica; mejorando las condiciones de salud en las viviendas; reduciendo la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) y proporcionando soluciones de bajo costo para reducir los riesgos del cambio climático.


¿CÓMO FUNCIONAN LOS BIODIGESTORES?

Un biodigestor modular-flexible, de flujo continuo, diseñado de forma fácil de operar, eficiente, duradero, económico y sustentable. Es una gran solución para tratar desechos orgánicos (incluyendo excrementos de animales y humanos), y a su vez producir energía renovable y un fertilizante orgánico potente.


Logros

BIOESCUELA

La Bioescuela nace durante un reto en Iniciativa México en el que Sistema Biobolsa debía desarrollar un modelo educativo que transformara la educación en México. De esta manera nace Bioescuela en 2011 como un programa práctico educativo en relación al agua, energía, nutrición, saneamiento e higiene basada en una serie de tecnologías integradas e intervenciones a infraestructuras que son seleccionadas adecuadamente según sus circunstancias. La Bioescuela se estableció en Huautla, Oaxaca y buscamos que sea un modelo replicable de educación para la sostenibilidad. Aspectos que busca abordar la Bioescuela:

  • Centro de transferencia de tecnologías apropiadas y de conocimiento para la autosuficiencia
  • Autosuficiencia alimenticia de la Bioescuela
  • Educación apropiada (complementaria al establecido por la SEP)
  • Plataforma de integración de actores claves en el desarrollo rural comunitario
  • Programa de educación en sustentabilidad y medio ambiente
  • Promover la educación para la sostenibilidad.

TECNOLOGÍAS Y MÓDULOS DE BIOESCUELA

En un esquema de participación con la comunidad buscamos mejorar las instalaciones y servicios básicos de la escuela dotándola de agua potable, iluminación, biogás, sistemas de saneamiento y un ambiente más saludable en la cocina y los baños, incidiendo positivamente en la higiene, salud y rendimiento escolar de los niños/as.

Durante todo el año se ofrecen los siguientes talleres de capacitación y asesoría constante en el uso, mantenimiento y diseño de tecnologías apropiadas:

  • Taller de funcionamiento, beneficios y operación de Cosecha de lluvia.
  • Taller para la producción de alimento animal y biofertilizante tipo Biobolsa.
  • Taller para producción de alimento vegetal.
  • Taller de fabricación y funcionamiento de estufa apropiada.
  • Taller de funcionamiento y beneficios de los baños apropiados.
  • Taller de sensibilizacióncon del medio ambiente por medio del arte.

DRAGÓN DEL NUEVO FUEGO

 La leyenda del “Dragón del Nuevo Fuego” surge como parte de la estrecha relación que se desarrolló entre el equipo de Sistema Biobolsa y las comunidades Mayas mientras se implementaba un programa de instalación de biodigestores en la península de Yucatán en 2012. Esta leyenda es la reinterpretación cultural de la comunidad Maya del fuego de flama azul que surge de la combustión del biogás, al que ellos llamaban cotidianamente “tuumben kaak”  o en español, el Fuego Nuevo.

 Después de convivir con las familias y escuchar sus testimonios de cómo la Biobolsa y el Fuego Nuevo traía beneficios en sus hogares como: -“mis hijos ahora se pueden ir a la escuela después de haber desayunado algo caliente porque ya no tienen que esperar a que la leña prenda”, “ya no tengo que ir a leñar… porque una vez casi me muerde una culebra”; decidimos que está interpretación merecía ser difundida a otros lugares. Así se dio origen a crear la leyenda del Dragón azul que come caca para crear el Fuego Nuevo y que lucha contra el Dragón Rojo que come árboles para generar su flama.

WISIONS EXCHANGE: “EL DRAGÓN DE NUEVO FUEGO, 2014”

Desarrollado en colaboración con Proyecto ConcentrArte; y fondeado por el programa SEPS EXCHANGE de Wuppertal Institute for Climate, Environment, and Energy, este proyecto busca desarrollar un programa de educación a través del arte para la adopción profunda de biodigestores en comunidades indígenas y rurales de México y América Latina. Se abordan temas como:

  • La contaminación de aire a causa del uso leña
  • Reducción de gases efecto invernadero
  • Deforestación y manejo adecuado de desechos orgánicos.
  • Uso y mantenimiento adecuado de los biodigestores en el hogar

A través de la RedBioLac (Red de Biodigestores para America Latina y el Caribe) se busca extender estos conocimientos a partir de la documentación de las actividades de diagnóstico comunitario, capacitaciones técnicas a través de juegos de mesa, lecturas de cuentos y construcción de capacidades mediante el arte colectivo con el fin de reproducir el modelo en diferentes países.

WISIONS PROJECT: “REMOVING BARRIERS TO GREENHOUSE GAS MITIGATION IN MEDIUM SCALE AGRICULTURAL LIVESTOCK ACTIVITIES IN MEXICO, 2014-2015”

 Este proyecto tiene como objetivo impulsar el uso productivo del biogás en productores medianos a través de la adaptación de motores de gasolina para generar energía eléctrica y mecánica. Actualmente hay un grupo reducido de productores de mediana escala que utilizan el biogás dentro de sus granjas para actividades productivas, esto debido a la limitada oferta de motogeneradores de pequeña escaña para biogás en el mercado latinoamericano. Por esta razón IRRI, el equipo de Sistema Biobolsa y otro grupo de ingenieros planea desarrollar e instalar un total de 20 motores, 16 en pequeñas granjas y 4 en granjas de granjas de mediana escala en el centro de la República Mexicana. Los motores serán empleados para echar a andar bombas de vacío para ordeña, bombas de agua y lodos, pequeños molinos de granos; así como para generar energía eléctrica dentro de las instalaciones.

 Este proyecto se encuentra financiado por el de Wuppertal Institute for Climate, Environment, and Energyy por la plataforma de financiamiento KIVA.

Proyecto MLED (Mexico Low Emissions Development): “Removing barriers to Greenhouse Gas mitigation in medium scale agricultural livestock activities within Mexico, 2014”

El Proyecto está fondeado por USAID y se encuentra bajo el Programa de Bajas Emisiones de México; incluye dos componentes principales:

El primer componente es la instalación de cuatro sistemas demostrativos de digestión anaerobia en granjas de mediana escala

 El segundo componente: es un estudio y una evaluación de los biodigestores de escala doméstica e industrial existentes en México, que incluirá una evaluación técnica y económica del rendimiento, impacto, y percepción del usuario final de una amplia muestra de los cerca de 1.400 biodigestores que están catalogados en México.

PROYECTO IRRI- W.K. KELLOGG FOUNDATION, 2014-2015

El proyecto tiene como objetivo mejorar la salud en las familias con alto grado de marginación en Yucatán a través de la instalación de biodigestores y del desarrollo de capacidades sobre el manejo adecuado de los desechos orgánicos de ganado. Esto como parte de un sistema integral de generación de energía alterna a través de biogás en el hogar y producción de fertilizante orgánico para la bio-nutrición de cultivos de traspatio; la reducción de en la contaminación de agua y suelo por desechos humanos y de animales, además de la disminución de los riesgos asociados por la reproducción de microrganismos que generan enfermedades y por la exposición a la contaminación de aire por humo de leña.

El proyecto es la continuación del programa piloto realizado también bajo los fondos de W.K.Kellog Foundation en 2012, donde se instalaron 50 sistemas en los municipios de Mama, Maní, Dzán, Conkal, Mayapan, Tikul, Valladolid, Tekax, Tizimin, Peto y Tzucacab entre otros. En esta segunda etapa se proyectan al menos 100 sistemas a lo largo de todo el Estado Yucatán y un municipio de Campeche.


irri